Cómo Solucionar Los Problemas Con Tu Pareja

in Featured,Relación de Pareja

 Consejos para mejorar tu relación de pareja.

Tener problemas con tu pareja es algo normal, no hay en el mundo parejas que puedan decir que nunca han tenido problemas, de hecho si se aprende a resolverlos de manera constructiva, hacen que  la relación sea más fuerte. Cuando se tienen problemas en la pareja es inevitable el sentimiento de tristeza, tensión, enojo, frustración  del uno para el otro. Los problemas de pareja más comunes  se dan principalmente  por falta de comunicación y por tener falsas expectativas de lo que la pareja puede aportar a la relación.

Uno de los  problemas de parejas casadas que se manifiesta con  mayor  frecuencia es descubrir que no se conocía a la pareja lo suficiente como para dar el si al matrimonio, esto se da principalmente en las parejas que no se toman el tiempo necesario durante el noviazgo para conocer a la otra persona, así mismo sucede cuando en la etapa del noviazgo se evitan  las discusiones y los problemas por el miedo a perder a la pareja.

Los problemas en el matrimonio pueden surgir desde el principio,  cuando el novio o la novia cambian mucho cuando se casan, se genera mucha desilusión y desconcierto al comprobar que esa persona detallista, romántica, puntual, paciente, responsable, leal, cariñosa, alegre, cambia totalmente al sentir que ya no necesita esforzarse tanto como en el noviazgo para conservar a la pareja.

LlorandoOtro problema típico de los matrimonios que recurren al divorcio temprano es debido a que durante el noviazgo siempre esperaron que su pareja fuera más cariñosa, detallista, romántica, y pensaron erróneamente que al casarse o al tener hijos las cosas iban a cambiar.

Para resolver los conflictos de pareja  se requiere de honestidad,  comunicación,  estar dispuesto a ponerse en los zapatos del otro, a ver las cosas desde la perspectiva  de la otra persona y a tratar de entender la situación.

En las terapias de parejas se hace énfasis en la importancia de la comunicación asertiva, una habilidad que no muchos tenemos pero que sin embargo podemos aprender a desarrollarla de manera que podamos solucionar problemas de pareja de manera más efectiva.

Los siguientes consejos tienen la intención de guiarte en el proceso de cómo mejorar la relación de pareja:

Entiendan los patrones de conducta de la vida en pareja de sus padres. Así es,  el platicar sobre cómo tus padres y los suyos resolvían (o no) los conflictos, sobre su comportamiento cuando discutían les ayudará a entender mucho de su propia manera de resolver los conflictos propios. Para muchas parejas es sorprendente descubrir que siguen los patrones de los padres, tanto los buenos como los  malos. Si tus padres no tenían comunicación efectiva o los conflictos no se resolvían de manera constructiva, trata de no repetir el patrón y busca nuevas maneras de resolver los conflictos con tu pareja.

Pidan tiempo fuera. tiempo fuera Contrario a lo que tu mente te diga cuando estas enojada, es importante que no trates de resolver los problemas inmediatamente. No es usual entre las parejas darse un tiempo fuera antes de hablar de lo que les molesta, sin embargo darse un tiempo para pensar mejor sobre la situación les ayudará,  de esa manera toda la adrenalina que sentían en el momento del enojo disminuirá y evitarán decir y hacer cosas hirientes el uno al otro.  Es importante que durante este tiempo fuera pienses en lo que quieres lograr cuando platiques con tu pareja, que identifiques las posibles soluciones al conflicto y que reflexiones sobre lo que necesita ser cambiado o reforzado tanto en ti como en él para que el problema se solucione de manera efectiva.

Los consejeros de pareja coinciden en que las parejas que se frenan de decir todas las cosas que les molestan de su pareja y que podrían herirlo profundamente son las más felices y las más duraderas.

Establezcan una atmosfera de apoyo emocional. Darse apoyo emocional mutuo implica aceptar sus diferencias y no insistir  en que él tiene que complacerte exactamente de la manera que tú quieres, trata de encontrar un punto en el que tanto tu como él estén satisfechos con la solución al problema. No dejes que tu pareja deje de ser el mismo o se prive de hacer cosas que le gustan y son sanas para él sólo para complacerte, esto a la larga terminará minando su voluntad por resolver los problemas efectivamente y causará un profundo resentimiento hacia ti.

Estén de acuerdo en sus desacuerdos y sigan adelante. Muchas parejas encuentran situaciones en las que nunca pueden ponerse de acuerdo. Cuando esto sucede lo mejor es aceptar que con esa situación en particular nunca encontrarán una solución que los satisfaga a los dos. En lugar de tener peleas interminables a causa de ello es mejor encontrar la manera de negociar  o buscar una forma de evitar el problema.

Distingan entre las cosas que quieren de las cosas que necesitan del uno al otro. Muchas veces pretendemos obtener de nuestra pareja las cosas que queremos y ellos nos lo darán porque nos aman, sin embargo en ocasiones el darnos eso que tanto queremos hace que nuestra pareja pierda su individualidad o su esencia. Por ejemplo si a nosotros nos gusta mucho ir a fiestas y nuestra pareja no es del tipo social, él irá con nosotras porque nos ama y nos quiere complacer pero estará incomodo todo el tiempo.

Sean claros en el mensaje. Pareja EnamoradaClaridad implica comunicar de manera respetuosa pero directa lo que queremos y necesitamos.  Antes de hablar con tu pareja define qué es lo que quieres, piensa en cómo dar el mensaje de manera clara y específica. Por ejemplo, al decir “me gustaría que me abrazaras más seguido” estamos siendo claros y específicos en lugar de “me gustaría que fueras más cariñoso”.  Enfócate en expresar exactamente lo que quieres, sin caer en generalidades que se pueden malinterpretarse.

Discutan sobre una sola cosa a la vez. Cuando discutimos con la pareja es tentador sacar a la luz no sólo la situación que originó el conflicto si no todas las cosas que nos molestan. Esto lejos de  contribuir a encontrar una solución efectiva sobre el conflicto agrava la situación trayendo a colación asuntos que todavía no hemos superado del pasado.  Haz tu mejor esfuerzo por no hacerlo ya que si para él esos problemas fueron resueltos en el pasado y tú todavía sigues trayéndolos a colación, será signo de que no eres capaz de dejar el pasado atrás y cambiar para bien. Si todavía te molesta algo del pasado, trata de abordarlo de la mejor manera en otro momento y enfócate en  resolver la situación presente.

Hagan su mejor esfuerzo por “escuchar con todos sus sentidos”. Escuchar con todos los sentidos implica: no interrumpir, enfocarte en lo que tu pareja está diciendo el lugar de pensar  en lo que responderás para refutar lo que él está diciendo. Siempre es aconsejable  confirmar si captaste el mensaje de lo que tu pareja dijo. Para checar si realmente entendiste lo que tu pareja dijo puedes decir  “Entonces tu opinión es que…..” o “Entiendo que tú piensas que….”. Este paso es muy importante ya que evitará malos entendidos y podrán encontrar una solución más rápida al conflicto.

El Arte de  ganar-ganar. El ganar-ganar significa que lo que quieren lograr como resultado de la discusión es fortalecer su relación de pareja, es buscar el bienestar de ambos y aprender de la situación. Antes de hablar pregúntate, ¿Esto que voy a decir contribuirá a solucionar la situación o la empeorará? Si valoras tu relación y quieres que dure mucho tiempo, siempre que estés en medio de una discusión con tu pareja pregúntate si lo que dices y haces durante la disputa ayudará a resolver la situación de manera constructiva.

tomados de la manoEs importante que tú y tu pareja estén conscientes de que son raras las parejas que al principio  resuelven sus problemas de manera efectiva, para lograrlo se necesita amor, buena voluntad de ambos por compartir una vida feliz, mucha comunicación, interés por el bienestar del otro. Si esto no se da pero existe amor, es importante reconocer que como pareja no se tiene la capacidad de solucionar los problemas y pedir ayuda ya sea platicando con alguien de confianza, leyendo algunos libros prácticos que te ayuden a aprender a resolver los conflictos de pareja o acudiendo a terapia de pareja.

 

 

Leave a Comment

Previous post:

Next post: